¿Sabías qué el té también contiene cafeína? Por esta razón, es más sencillo bajar el consumo del café. El proceso de fermentación del té hace que aumente su contenido de cafeína, o mejor conocido en el té, como teína. El té negro es el que mayor cantidad contiene, por lo que lo hace perfecto para bajar el consumo del café y sustituirlo.

Como recomendación, prepárate después de comer un té negro siguiendo la siguiente receta:

  1. Calienta el agua hasta hervir.
  2. Sirve en tu infusor una taza de agua caliente con 2 cucharaditas de té negro ASSAM.
  3. Deja infusionar por 4 minutos y sirve.

Para hacerlo aún más delicioso, puedes agregar un toque de miel de agave para endulzar.

Cada que sientas la necesidad de tomar café, sustitúyelo por té.